BOMBEROS VOLUNTARIOS de Colón Buenos Aires

El cuartel hoy

cuartel

 

El Cuerpo de Bomberos Voluntarios funciona como una institución de bien público y sin fines de lucro.
Pertenece a la Escuela N° 11 ubicada en el noroeste de la provincia de Buenos Aires, con identificación numérica , 060 (corresponde al orden cronológico de fechas fundacionales de los Cuerpos de Bomberos de la Argentina) conformada por 25 cuerpos de Bomberos y a su vez asociada a la F.A.B.V.P.B (Federación de Asociaciones Bomberos Voluntarios de la Provincia de Buenos Aires). Esta Federación integra el Consejo Nacional de Bomberos Voluntarios de la República Argentina, entidad que reúne a todos los Bomberos Voluntarios del país.
Con el paso de los años, los bomberos de Colón han demostrado que además de su función específica siempre están presentes cuando hay que dar una mano solidaria. Promoviendo campañas cuando algún lugar del país era golpeado por catástrofes como inundaciones o terremotos, o aquella recordada colecta por las calles de la ciudad para llevarles todo lo que los colonenses acercaban y un abrazo a la distancia a los soldados argentinos que combatían en Malvinas. Actualmente el cuerpo activo de bomberos cuenta con un total de 46 miembros ( teniendo en cuenta a Oficiales, Suboficiales, Bomberos, Cadetes y Bomberos en Reserva Activa)
Los bomberos se rigen por un estatuto. Además de su tarea específica deben realizar otras actividades en el interior del cuartel. Es por eso que están organizados en diferentes grupos de tareas.
Los bomberos responden ante las emergencias las 24hs del día, los 365 días del año, cubriendo todo tipo de emergencias, desde rescates de animales, incendios, accidentes y rescates de personas, incidentes con materiales peligrosos, como así también se insertan diariamente en la sociedad a través de charlas de prevención en escuelas, empresas e industrias. Ser bombero implica satisfacciones y sinsabores. Imágenes, recuerdos que se repiten una y otra vez.
Cuando la gravedad de los siniestros es mayor se requiere cierta preparación psicológica para ver imágenes que, a menudo, se tornan imborrables.